Un equipo científico del Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN), cuya sede se encuentra en Puerto de la Cruz, y el Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER), entidades dependientes del Cabildo de Tenerife, se desplazó el pasado viernes 26 de octubre a Cabo Verde, por un periodo de tres semanas, con la finalidad de fortalecer la cooperación científica en el campo de la vigilancia volcánica con Cabo Verde; más concretamente con la Universidad de Cabo Verde (UniCV) y el Laboratrio de Engenharia Civil de Cabo Verde (LEC).

Los trabajos que se tienen previsto materializar se centran en los sistemas volcánicos insulares de Brava y Fogo. Esta nueva misión científica del INVOLCAN e ITER en Cabo Verde se enmarca dentro del proyecto VOLRISKMAC (MAC/3.5b/124) que cofinancia el Programa de Cooperación INTERREG V-A España-Portugal MAC (Madeira-Azores-Canarias) 2014-2020.

Uno de los objetivos de esta nueva misión científica es evaluar los actuales niveles de emisión difusa dióxido de carbono (CO2), helio (He) e hidrógeno (H2) a la atmósfera por el sistema volcánico insular de Brava y por el cráter del volcán Pico do Fogo dada la importancia que tiene detectar variaciones espacio-temporales significativas de estos parámetros geoquímicos en la vigilancia volcánica.

Otros de los objetivos de esta campaña es proceder a la toma de muestras de gases volcánicos que proceden de las fumarolas de alta temperatura (> 300 ºC) existentes en el cráter del Pico de Fogo para su posterior análisis químico e isotópico. La detección de variaciones significativas en la composición química e isotópica de los gases volcánicos es igualmente una herramienta de gran utilidad para fortalecer el sistema de alerta temprana sobre el fenómeno volcánico.

Brava, con un área de 67 km², es la menor de las islas habitadas de Cabo Verde. Tiene cerca de 6.895 habitantes y una densidad poblacional de 102,91 hab/km². A pesar de que no se han registrado erupciones históricas en Brava, la isla es sísmicamente activa como consecuencia muy probablemente de procesos de intrusión magmática. Una de las recientes crisis sísmicas ocurridas en Brava tuvo lugar a principios de agosto de 2016 y ocasionó la evacuación de un importante número de residentes de la isla.

Fogo, con un área de 476 km², tiene cerca de 35.837 habitantes y una densidad poblacional de 75,3 hab/km². Es la única isla de Cabo Verde que ha registrado erupciones históricas, unas 30 en comparación con las 16 registradas en cuatro islas de Canarias. La erupción histórica más reciente ocurrida en Fogotuvo lugar en el 2014-15 y sus coladas de lava arrasaron los poblados existentes en Chã das Caldeiras.